Todo sobre las pastas térmicas y su uso

pastas termicas

Los expertos en informática están familiarizados con el uso de pastas térmicas, un compuesto destinado a ayudar a que los equipos funcionen de una forma más eficiente y segura. Hay que tener en cuenta, cuando hablamos de coolers, que están formados por una superficie metálica en contacto con otra, y a su vez en contacto con el núcleo de la CPU. Así mismo, y como saben los especialistas, una instalación de este tipo nunca resulta perfecta, por lo que se usan las masillas térmicas para así ayudar a la transmisión de calor que se produce entre las dos partes, en este caso la CPU y la base del cooler. Es importante contar con esta masilla bien colocada para que la conexión mejore y la transmisión de calor sea más eficiente.

La temperatura puede variar entre 4 y 5 grados gracias a la utilización de masilla, siendo además un producto de coste reducido que beneficia al rendimiento, lo que lleva a que la productividad aumente de forma considerable.

Pastas térmicas – Qué son y funciones

Son distintas formas las que existen para llamar a la pasta térmica, pero todas derivan en el mismo significado. Este tipo de masilla, también conocida como grasa térmica y silicona térmica, es un compuesto que, como hemos mencionado, beneficia a la transmisión de calor entre distintas superficies. Estas no tienen que estar en contacto directo, y tampoco es necesario que sean de las mismas dimensiones y tamaño.

Los índices de conductividad térmica de los que hacen uso las masillas térmicas están por debajo de los que se presentan en otro tipo de compuestos y materiales. Se alcanzan unos índices de entre 0,7 y 0,9 W, mientras que el cobre se plasma en 401 W, la plata en entre 2 y 3 W, y el aluminio de 237 W. Su utilización reduce los grados, lo que produce que los equipos se mantengan útiles durante más tiempo sin sufrir tantos problemas derivados de la temperatura.

Imagen Masillas térmica prolimatech

Aplicándolas a la informática

A la hora de utilizar la masilla térmica es necesario ser cuidadosos y prestar mucha atención a su colocación. Cuando la colocamos en una CPU hay que ponerla en el difusor térmico integrado, pero también se puede aplicar al encapsulado del procesador del equipo. Como indicamos, es muy importante colocar la masilla con mucho cuidado, dado que no debe expandirse a otros de los elementos de la placa base. La cantidad a utilizar no debe ser elevada, y siempre tiene que estar colocada de manera uniforme.

Esta masilla térmica también se puede aplicar a los chipsets y la GPU del equipo, aunque siempre partiendo de la metódica de tener mucho cuidado al ponerla.

Imagen Masilla térmica revoltec

Las mejores masillas

En el sector de las masillas térmicas hay distintas opciones entre las que podemos elegir, lo que hace que sea recomendable seleccionar la más adecuada. Hay algunas marcas que destacan en especial, como Prolimatech, Artic Cooling, Xigmatek y Revoltec, que ofrecen masillas térmicas de gran calidad con las que se obtienen muy buenos resultados. Sus masillas térmicas, comercializadas en tubos, son fáciles de aplicar, no son conductoras eléctricas y tienen una composición muy sólida, incorporando en algunos casos una parte de plata con la que se obtienen unos resultados de mayor calidad.

La elección de una masilla térmica de calidad es más importante de lo que pueda parecer a primera vista, dado lo delicados que son los componentes internos de los equipos y de la utilización que tiene este compuesto. Una mala masilla térmica puede derivar en problemas del equipo, especialmente aquellas que se presentan en tubos de mal diseño con los que la caída de la sustancia puede resultar excesiva. La seguridad del equipo es fundamental y el uso de una masilla térmica de calidad es recomendable.

 

Redactor: Juan Manzano Ulmeher.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*