Logo Aniversario

No encuentra lo que está buscando?, Pídanoslo

Contacto

91 710 95 15



Filtros disponibles

Precio
Marca

Discos duros externos

Configurar sentido descendente

4 Artículo(s)

por página

4 Artículo(s)



por página

Los discos duros externos ofrecen una solución inmediata y portátil para el almacenamiento de nuestro ordenador o simplemente si buscamos hacer una copia de seguridad. Los discos duros externos son también excelentes compañeros cuando necesitamos llevarnos ficheros importantes de gran tamaño de un lado a otro.

Imagina que necesitas llevar todas tus películas a casa de un amigo para poder verlas con él o que tienes que llevarte todos los videos brutos de tu último trabajo para editarlos en otro lugar, en este tipo de situaciones es donde salen a relucir las ventajas de un buen disco duro externo.

Dentro de las cajas de plástico o metal que protegen este tipo de discos duros, luce un disco duro exactamente igual al que encontrarías en la caja de un ordenador. En vez de ir conectados directamente a través de un cable SATA III a la placa base, viene preparados para conectarlos usando un cable USB 3.0 o un cable Thunderbolt.

De hecho, si quieres puedes convertir tu disco duro interno comprando una cajas para disco duro y metiendo tu disco duro en ella. Esta es una solución muy barata y nos permite reutilizar discos duros que ya no estemos usando.

¿Qué es el bus de datos?

El bus de datos es la principal diferencia que existe entre un disco duro interno y un disco duro externo. Ni los cables USB 3.0 ni los Thunderbolt no son tan rápidos como un SATA III, por lo que en la transferencia de datos es donde más se va a ver resentido el rendimiento.

A pesar de que, en teoría, los cables USB 3.0 son capaz de alcanzar cifras de transferencia de datos cercanas a los 5 Gb/s y los cables SATA III alcanzan los 6 Gb/s, en la práctica estos datos no son reales. Realmente, los cables USB no suelen alcanzar los 5 Gb/s cuando los probamos.

Resumiendo, si lo que buscas es velocidad a la hora de transferir tus datos, la mejor opción siempre va a ser conectar el tu disco duro de manera interna a través de un cable SATA III. Pero si lo que buscas es movilidad y poder llevarte tus datos a todas partes la mejor opción será un disco duro externo.

Esto no significa que los discos duros externos de hoy en día sean lentos. Comparado con otras fuentes de almacenamiento externas, los discos duros externos son lo más rápido que hay actualmente.

Firewire fue durante mucho tiempo el tipo de conexión preferida por los profesionales, ya que, comparada con los antiguos USB, era considerablemente más rápida, 6 Gb/s frente a los 480 Mb/s de los USB 2.0. Pero con la llegada del USB 3.0, que va a una velocidad similar y está más estandarizado, ha ido cayendo en desuso. Con la introducción de los USB 3.0 y los USB 3.1, tanto FireWire como Thunderbolt se han ido quedando obsoletas para los equipos más actuales debido a su velocidad y que USB se ha quedado con el trono en cuanto a estandarización.

Sin embargo, los dueños de sistemas heredados siguen prefiriendo comprar discos duros externos FireWire o Thunderbolt cuando necesitan expandir su almacenamiento. Además, FireWire permite hacer conexiones en cadena que los cables USB no son capaces de hacer, por lo que es un punto a tener en cuenta.

Cada tipo de disco duro cubre unas necesidades y un disco duro externo no es capaz de llenar ciertos huecos que uno interno si es capaz de llenar.

Hay muchos ejemplos de datos que es mejor tener dentro de un disco duro interno en lugar de un disco duro externo, como pueden ser: el sistema operativo, los programas, videojuegos y un largo etcétera. Un cable USB 3.0 tiende a hacer cuellos de botella con este tipo de datos, por lo que si trabajas con este tipo de datos y necesitas velocidad descarta usar este tipo de disco duro.

Prácticamente todos los discos duros externos de la actualidad son compatibles con Windows y Mac sin necesidad de formatear para dichos sistemas como antiguamente, por lo que podrás usarlos en ordenadores de ambos tipos sin problemas.