Logo Aniversario

No encuentra lo que está buscando?, Pídanoslo

Contacto

91 710 95 15



Filtros disponibles

Precio
Marca

Pastas Termicas / Thermalpads

Configurar sentido descendente

Artículos 1 a 20 de 29 en total

por página

Artículos 1 a 20 de 29 en total

Página:
  1. 1
  2. 2


por página

La pasta térmica es un material esencial para obtener el máximo rendimiento a la hora de controlar la temperatura de nuestros componentes que más se calientan, como es en el caso de los procesadores. Una buena pasta térmica marca la diferencia cuando la colocamos entre la superficie del procesador y el disipador para mejorar la conductividad del calor.

En Ibertrónica, vendemos un amplio abanico de pastas térmicas para todo tipo de aplicaciones de marcas excelentes como Arctic cooling, Cooler Master y Arctic Silver. También tenemos pastas térmicas con micropartículas de cerámica, carbono y plata para que tu procesador no se sobrecaliente nunca.

La pasta térmica es un compuesto adherente que se coloca directamente en la CPU o en otros circuitos integrados para que haya una transferencia más directa de la temperatura entre el disipador y el procesador. La Pasta térmica también evita que se formen huecos de aire entre la CPU y el disipador. La pasta térmica es una solución eficaz y sobre todo, barata, como puedes comprobar en nuestro catálogo.

Por supuesto, como hemos mencionado antes, es lo que más ayuda a mantener la temperatura de nuestra CPU junto a los ventiladores y el disipador. Sin este componente es fácil que tu CPU se sobrecaliente, y recordemos que es uno de los componentes más caros de nuestro PC.

¿Cómo limpio la pasta térmica de mi CPU?

Si quieres cambiar de disipador o de sistema de refrigeración, lo mejor que puede hacer es echar un poco alcohol isopropílico o un líquido para limpiar pásta térmica sobre una toallita y frotar con cuidado. Acuérdate de echar una nueva capa cuando vayas a instalar el nuevo disipador.

¿Cómo aplico la pasta térmica a mi procesador?

La mejor manera de aplicar la pasta térmica sobre tu procesador, es crear una delgada capa con alguna herramienta fina como puede ser una postal, una trozo de plástico o una tarjeta de crédito antigua que ya no uses. Recuerda que cuando hablamos de pasta térmica, menos es más, no te vuelvas loco echando pasta térmica.

Otra cosa importante, que NO DEBES HACER, apliques la pasta térmica con los dedos ya que puede causar problemas. Si necesitas usar tus dedos, cúbrelos con plástico o con unos guantes.