Logo Aniversario

No encuentra lo que está buscando?, Pídanoslo

Contacto

91 710 95 15



Filtros disponibles

Tipo
Precio
Marca
Formato
Interface
Conexión
Ventilador
Color
Funciones

Cajas para disco duro

Configurar sentido descendente

Artículos 1 a 20 de 29 en total

por página

Artículos 1 a 20 de 29 en total

Página:
  1. 1
  2. 2


por página

El objetivo de las cajas de disco duro es albergar un disco duro interno para que pueda ser usado como un disco duro externo. Gracias a esto conseguimos una unidad de almacenamiento portátil y manejable que podemos llevar a cualquier parte según lo necesitemos y también nos sirve para poder hacer backups de nuestros datos más importantes en una fuente externa.

Los beneficios de las cajas para disco duro son más que notables. En primer lugar, nos otorgan una forma fácil y sencilla, de aprovechar discos duros que ya no queramos usar como internos o que hayamos sustituido, también convierte un disco duro interno en una forma de ampliar el tamaño de almacenamiento de cualquiera de nuestros dispositivos, como pueden ser otros ordenadores de sobremesa o portátiles. También facilita el poder llevar archivos de gran volumen de un equipo a otro simplemente conectando nuestro disco duro vía USB gracias a la caja. Por último, una caja de disco duro permite a cualquier usuario mantener sus archivos más importantes alejados del equipo principal, en caso de que un virus o cualquier otra adversidad que pudiera poner en peligro los datos suceda.

En Ibertrónica podrás encontrar las mejores marcas de cajas para disco duro como Tooq, Zalman, In Win, InLine, Lian Li, Revoltec, Tacens o SilverStone lo que nos permite ofrecerle a nuestros clientes, la mejor calidad y fiabilidad cuando hacen su compra. Da igual, que compres una caja para disco duro de 3.5" o de 2.5", en Ibertrónica tenemos lo que buscas.

Al elegir la carcasa de disco duro ideal para ti, hay unas cuantas cosas que deberías saber. La primera es que debes estar bien seguro de cuantas pulgadas mide el disco duro que quiere meter dentro de la caja para que no hagas la compra en vano, no hay nada más descorazonador que recibir ilusionado un producto y luego no nos valga, las cajas de discos duros pueden ser para discos de 3.5" o de 2.5". También tienes que tener en cuenta que tipo de conexiones usa tu disco duro, la mayoría de los discos duros internos usan cables SATA o IDE.

También debes tener en cuenta es el uso que le vas a dar a la caja y al disco duro o discos duros que vas a meter en ella. Si vas a estar cambiando constantemente de disco duro, quizás te convendría comprar una Docking Station en su lugar. Si vas a dejar el disco duro durante mucho tiempo en la caja, a lo mejor te sale rentable comprar una caja con capacidad para varios discos duros y así poder aumentar el almacenamiento más adelante.

Por último, debes valorar si necesitas un sistema de refrigeración pasiva o activa para tu caja de disco duro. Si vas a colocar tu caja de disco duro en un sitio con poca ventilación o si vives en una zona de España en la que haga muchísimo calor, vas a necesitar algo que refrigere el disco duro para que no acabe sobrecalentándose. Un sobrecalentamiento puede darnos más de un disgusto, haciéndonos perder datos importantes en el momento menos oportuno.